jueves, 17 de mayo de 2012

RUBEN ALBARRAN (entrevista)

EL INTEGRANTE DE CAFÉ TACVBA DICE QUE ESTÁ HARTO DE LOS POLÍTICOS Y CONSIDERA QUE LOS CIUDADANOS DEBEN TENER UNA PARTICIPACIÓN MÁS REAL
 
El cantante de Café Tacvba Rubén Albarrán admite que debe repensarse el concepto de participación ciudadana que incluye la definición de democracia, fuera de las visiones políticas que involucra el término.
“Para mí la democracia es participar, hacer, y entonces estoy viviendo en esa democracia que yo creo; debo defender el gobierno de Wirikuta, yo estoy en la certeza de que tengo que defender el agua, el aire, la tierra, pues es mi madre porque es la que me da de comer y me da sustento. Es por eso que trabajo en esto, en AnimaNaturalis y Cabo Pulmo, pues todo es parte de lo mismo, es mi forma de participar y de hacer democracia, si es que aún tiene ese nombre”, comentó en entrevista el intérprete de “El baile y el salón”.
 
 
El Tacvbo dijo que quiere tener en sus manos el quehacer productivo para colaborar en la sociedad actual. “Pensar que la democracia es decidir a quién le vas a delegar tus obligaciones, no me parece que sea el término. Es un trabajo que nos toca a nosotros, pasó mucho tiempo sin que hiciéramos la tarea”.
 
Reconoce que hay maneras de demostrar que a través de la unión entre los seres humanos se pueden realizar los cambios que los gobiernos no han logrado concretar.
 
“Vemos que los gobiernos y la clase política no ponen soluciones, entonces, pensamos que hacer un concierto por Wirikuta es más que de protesta, de propuesta.
 
“Está enfocado a su defensa y será un evento autogestivo en el que se pone en evidencia el interés de la sociedad civil de participar e intentar mejorar las condiciones en las que nos estamos desarrollando.
 
“Sí a las ecoetnias, a diferentes formas de organizarnos, a la alegría, al baile y a la creatividad, que es la manera en la que podemos salir hoy en día de este hoyo en el que nos encontramos gracias a la clase política y a la clase gerencial y corporativa”, puntualiza el vocalista.
 
Albarrán dice que ha quedado “asqueado” en materia política, por lo que ha tomado las riendas para evitar la venta del territorio a empresas extranjeras que sólo dejarán destrucción. “A título personal, yo ni siquiera tengo credencial del IFE, desde hace seis años dejé cualquier tipo de esperanza en la clase política. Aprendí algo con los budistas que dicen que todavía tenemos muchas esperanzas en esta realidad que pensamos es la que rifa. Esperanza en la clase política no tengo”.
 
Con esta labor, casi mesiánica, espera que las conciencias se despierten para que la gente deje de esperar donde ellos mismos deben actuar.

“Lo que tenemos que hacer es aprender a conseguir agua, cuidarla; cultivar alimentos, cuidar la tierra. Hay cosas más importantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada